Press Releases

Miércoles, Abril 17, 2013

Los defensores de las mujeres inmigrantes elogian la presentación de ley bipartida de reforma de inmigración en el senado de EE.UU.

Press Release
Washington
Erin White, erin@caminopr.com / 212.255.2575

Hoy, la Coalición Nacional para los Derechos de las Mujeres Inmigrantes (NCIWR, National Coalition for Immigrant Women Rights) felicita al Senado de los EE.UU. por presentar la “Ley Federal de Seguridad de Fronteras, Oportunidad Económica y Modernización de Inmigración, (Border Security, Economic Opportunity and Immigration Modernization Act),” una propuesta bipartida para la reforma de inmigración. La NCIWR aclama el incansable trabajo de los senadores que lideran la labor, conocidos como la “Pandilla de los Ocho”—Michael Bennet (D–Colo.), Richard Durbin (D–Ill.), Jeff Flake (R–Ariz.), Lindsey Graham (R–S.C.), John McCain (R–Ariz.), Robert Menendez (D–N.J.), Marco Rubio (R–Fla.), y Chuck Schumer (D–N.Y.) y los felicita por alcanzar un acuerdo sobre este importante tema.

“Las mujeres inmigrantes son contribuidoras clave al éxito de los EE.UU. Ellas contribuyen a la economía, mantienen fuertes a sus familias e invierten el la educación de sus hijos. No obstante, las políticas severas de aplicación de la ley están violando sus derechos y destrozando a sus familias de maneras inhumanas, costosas y contraproducentes,” apunta Michelle Brané, Directora del Programa para Derechos y Justicia para Inmigrantes con la Comisión de Mujeres Refugiadas  (WRC, Women’s Refugee Comission), un miembro del Comité Directivo de la NCIWR. Brané continúa: “La presentación de la Ley Federal de Seguridad de Fronteras, Oportunidad Económica y Modernización de Inmigración es un paso importante hacia delante para permitir que las mujeres inmigrantes tengan la oportunidad de convertirse completamente en ciudadanas de los Estados Unidos y para crear un mejor futuro para sus familias y sus comunidades.”

“Aunque nos anima ver que este proceso está avanzando, nos decepciona que el Senado no se ocupa seriamente de las barreras dañinas para la atención médica para las mujeres inmigrantes y sus familias. De la manera en que se ha propuesto actualmente, las mujeres inmigrantes y sus familias tendrían que esperar por lo menos de 13 a 15 años para conseguir acceso a opciones de seguro de salud costeables. Para una madre que padece de un cáncer de mama o cervical no detectado, 15 años pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte,” comenta Jessica González-Rojas, directora ejecutiva del Instituto Nacional de Latinas para la Salud Reproductiva (NLIRH), un Comité Directivo miembro de la NCIWR. Añade: “Urgimos al Congreso para que se ocupe de este deslumbrante descuido y garantice que el conjunto de directrices para la ciudadanía proporcione mayores oportunidades para quienes aspiran a ser ciudadanos para que contribuyan a la atención médica costeable y participen en ella, y para que vivan con salud, dignidad y justicia.”

“La ley que el Grupo de los Ocho senadores ha propuesto hoy es un importante primer paso y estamos contentos de que los legisladores hayan escuchado el mensaje de los votantes latinos, asiático-estadounidenses y las mujeres de que debemos arreglar a nuestro sistema de inmigración roto. Pero todavía nos falta mucho camino que recorrer antes de que se ven satisfechas todas las necesidades y preocupaciones de las mujeres asiático-estadounidenses e inmigrantes y de nuestras familias. Por ejemplo, la ley de hoy en el Senado propone destruir dos elementos esenciales de nuestro sistema de inmigración basado en la familia. Las mujeres asiático-estadounidenses sentirán el impacto de estos cambios de manera más pronunciada. Los niños y los hermanos y hermanas son parte de la familia. Urgimos al Congreso para que luche por los valores de unidad familiar que hacen grande a este país,” apunta Miriam Yeung, directora ejecutiva del Foro Nacional para las Mujeres Americanas de Origen Pacífico Asiático  (NAPAWF, National Asian Pacific American Women’s Forum), Comité Directivo miembro de la NCIWR. Yeung añade: “Quedamos a la espera de trabajar con el Congreso para garantizar que una reforma exhaustiva de la política de inmigración levante los mejores valores de nuestro país.”

Más de 230 miembros de la NCIWR y organizaciones aliadas se han unido para pedir un justo conjunto de directrices para la ciudadanía que sea amplio, costeable, seguro y accesible para todas las mujeres inmigrantes; igualdad de oportunidades de inmigración basadas en el trabajo para las mujeres y suficientes protecciones en el lugar de trabajo; oportunidades suficientes para todas las familias para mantenerse unidas, incluyendo a las familias LGBT; acceso a atención médica de calidad y costeable, y apoyos económicos para la familia; el cese de las políticas de aplicación de la ley, detención y deportación que socavan el debido procesamiento de las mujeres, los derechos civiles y los derechos humanos, y socavan la seguridad de las comunidades y destrozan familias; y mejores protecciones para las mujeres que huyen de la violencia. La Ley Federal de Seguridad de Fronteras, Oportunidad Económica y Modernización de Inmigración supone avances importantes para las mujeres, las familias y las comunidades inmigrantes, sin embargo, todavía quedan por resolver muchos de los problemas que afectan a las mujeres.

###

La Coalición Nacional para los Derechos de las Mujeres Inmigrantes es la colaboración nacional líder centrada específicamente sobre las cuestiones relativas a las mujeres y al género en el discurso público sobre inmigración. La coalición representa a más de 80 de las principales organizaciones nacionales de defensa de derechos y de base política local. Para ver la Declaración de Principios sobre las Mujeres y la Reforma de Inmigración , respaldada por más de 230 organizaciones nacionales, estatales, y locales visite el sitio Web de la Coalición Nacional para los Derechos de las Mujeres Inmigrantes (NCIWR).

 

Urgen al Congreso que cierre las brechas para la atención médica para las mujeres, las familias LGBT, y garantice igualdad y justicia al imponerlo