Preguntas frecuentes sobre COVID-19 y las vacunas contra el COVID-19 

Preguntas frecuentes sobre COVID-19 y las vacunas contra el COVID-19 

En el Instituto Nacional de Latinas por la Justicia Reproductiva (Latina Institute), sabemos que las personas son los mejores agentes para su propio cuidado y el de sus familias. Como organización centrada en la comunidad, nuestro papel es proporcionar a nuestras comunidades la información más precisa disponible para que cada persona pueda tomar las mejores decisiones para sí misma y sus familias. 

Nuestro equipo ha elaborado una lista de preguntas frecuentes (FAQ, por sus siglas en ingles) para abordar las preocupaciones que nos plantean los miembros de la comunidad sobre COVID-19, las vacunas contra el COVID-19 y el proceso de distribución de las vacunas. 

ACTUALIZACIONES RECIENTES SOBRE LAS VACUNAS 

1. ¿Quién es elegible para recibir la vacuna? 

A partir del 19 de abril de 2021, cualquier persona de 16 años o más es elegible para recibir la vacuna en todo los Estados Unidos. 

2. Si recibí una inyección de las vacunas, ¿significa que estoy completamente vacunada? 

No. Las personas que reciben la vacuna (ya sea que reciban la vacuna de dos inyecciones o la versión de una sola inyección) no se consideran completamente vacunadas hasta dos semanas después de su última dosis. 

3. ¿Cuánto tendré que pagar por vacunarme? 

Las vacunas se distribuyen de forma gratuita, sin ningún costo para ti, independientemente de cobertura de seguro médico o estatus migratorio. 

Vale la pena notar que, si se te preguntan sobre tu seguro, esto se debe a que algunos proveedores de vacunas pueden cobrar a tu compañía de seguro o a Medicaid una tarifa por administrar la inyección, si tienes cobertura. No te cobraran un copago ni tendrás que pagar nada de tu bolsillo. 

4. ¿Cuáles son los riesgos si no me he vacunado o elijo no vacunarme? 

Más de medio millón de personas han muerto por COVID-19 solo en los EE. UU. en el último año. Las vacunas disponibles reducen drásticamente el riesgo de infección y / o enfermarse gravemente por COVID-19. Además de usar una máscara, lavarte las manos con frecuencia y practicar el distanciamiento social, las vacunas son la mejor manera de reducir el riesgo de contraer y propagar el virus. 

5. ¿Por qué se suspendió temporalmente la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson (J&J) (la vacuna de una sola inyección)? 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en ingles) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) recomendaron una pausa temporal en el uso de la vacuna contra el COVID-19 de J&J después de que surgieron informes de que seis mujeres en los EE. UU. que la recibieron desarrollaron un coágulo de sangre muy raro, pero bastante grave. La distribución de esta vacuna se ha reanudado con una advertencia para las personas sobre el riesgo de coágulos de sangre. Puedes leer el aviso oficial de los CDC y la FDA sobre la pausa de la vacuna J&J en español en el sitio web de los CDC

6. ¿Está sucediendo esto con las otras vacunas?: ¿Moderna y Pfizer? 

No. Según los CDC, no se han reportado casos de este raro problema de coagulación sanguínea entre los más de 180 millones de personas que han recibido las vacunas Pfizer o Moderna. 

7. Si las posibilidades de desarrollar un coágulo de sangre de la vacuna J&J son extremadamente raras, ¿por qué la FDA y los CDC suspendieron temporalmente su uso? 

Los funcionarios de salud investigaron estos efectos secundarios sumamente raros durante la pausa y concluyeron que es seguro reanudar el uso de la vacuna J&J. Los CDC han enfatizado que la pausa fue necesaria para alertar a los proveedores médicos de que estos coágulos no deben tratarse de la misma manera que otros coágulos a menudo se tratan. Los CDC han permitido que esta vacuna se vuelva a administrar con una advertencia sobre los coágulos de sangre. Puedes obtener más información sobre esto en el sitio web de los CDC. 

8. ¿Qué debo hacer si recibí la vacuna J&J recientemente? 

Si recibiste la inyección de J&J en las últimas tres semanas y desarrollaste los siguientes síntomas: dolor de cabeza severo, visión borrosa, desmayos, convulsiones, dolor abdominal intenso, dolor o hinchazón de las piernas, pequeñas manchas rojas en la piel, dolor de espalda, nuevos síntomas neurológicos, nuevos o la aparición de moretones con facilidad o falta de aire, debes buscar atención médica inmediatamente e informar a tus proveedores que recientemente recibiste la vacuna J&J. 

DATOS SOBRE LA VACUNA COVID-19 

1. ¿Cuáles son las vacunas disponibles? 

En los Estados Unidos, se autorizan y recomiendan tres vacunas. Los detalles sobre cada vacuna y sus efectos se pueden encontrar en español en estos enlaces: 

Pfizer - BioNTech  

Moderna  

Johnson & Johnson Janssen 

2. ¿Cómo obtengo una vacuna si decido que quiero vacunarme? 

Hay varios lugares donde puedes buscar un proveedor de vacunas. Puedes visitar Vacunas.gov o consultar el sitio web del departamento de salud de tu estado o de la farmacia local. Visita ¿Cómo obtengo una vacuna contra el COVID-19? para obtener más información. 

3. Si me vacuno, ¿significa que puedo dejar de usar una mascarilla? 

No. Las pautas de los CDC continúan fomentando el uso riguroso de máscaras, el lavado frecuente de manos y la práctica del distanciamiento social en público, especialmente en sitios cerrados en lugares públicos, porque si bien la vacuna reduce tu riesgo personal de infección, aún puedes estar expuesta al virus. así como llevarlo y transferirlo a otros. 

4. ¿Cuáles son los beneficios y efectos adversos de la vacunación? 

Según lo que sabemos de la evidencia sobre las vacunas para otras enfermedades y los primeros datos de los ensayos clínicos, los expertos coinciden en que recibir la vacuna contra el COVID-19 puede ayudar a evitar que una persona se enferme gravemente, incluso si contrae la enfermedad. También puede ayudar a proteger a las personas que te rodean. Según la información más actualizada de los CDC, una combinación de vacunarse y seguir las pautas de distanciamiento social ofrecerá la mejor protección contra el COVID-19. Se recomienda que las personas obtengan la vacuna tan pronto como sean elegibles. 

Los CDC y la FDA continúan monitoreando la seguridad de las vacunas. Para la mayoría de las personas, los efectos secundarios más notificados de las vacunas fueron dolor y molestias en el lugar de la inyección, sensación de cansancio intenso, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, dolor en las articulaciones y fiebre. Pero esos síntomas generalmente no duraron más de unos días. Es de destacar que más personas que tomaron las vacunas Moderna o Pfizer experimentaron efectos secundarios después de la segunda dosis en lugar de la primera. 

5. ¿Cuál es la tecnología de ARNm utilizada en las vacunas Moderna y Pfizer? 

Las vacunas de ARN mensajero (ARNm, o mRNA en inglés) se han desarrollado durante más de 20 años. Esta es la tecnología que nos dio las vacunas Moderna y Pfizer. No hay virus vivo en estas vacunas. En cambio, le dan a tu cuerpo instrucciones para que pueda crear su propia corona, o picos del virus, que desencadenan una respuesta del sistema inmunológico para combatir los picos autoproducidos. La vacuna es expulsada por el cuerpo y tu sistema inmunológico está preparado para un ataque del virus real si estás expuesta. 

6. ¿Cuál fue el cronograma para el desarrollo de las vacunas contra el COVID-19? 

Quienes persiguen el desarrollo de una vacuna deben seguir un riguroso proceso científico y normativo. Generalmente, el proceso tiene seis etapas de desarrollo: descubrimiento y desarrollo, ensayos preclínicos, ensayos en humanos, concesión de licencias, fabricación y distribución. Las vacunas tradicionales, las que usan un virus debilitado o una versión del patógeno, pueden tardar un promedio de cinco a diez años en desarrollarse. Las vacunas contra el COVID-19 se sometieron a las mismas seis etapas de desarrollo, pero pudieron suceder mucho más rápido al superponer las diferentes fases de los ensayos en humanos y comenzar la fabricación temprano. También pudieron acelerar el proceso inicial de descubrimiento y desarrollo gracias a un esfuerzo global respaldado por miles de millones de dólares en recursos que no siempre están disponibles para el desarrollo de vacunas. Es importante tener en cuenta que, si bien este proceso sucedió mucho más rápido de lo normal, no fue porque los investigadores omitieron ninguna etapa. Las vacunas contra el COVID-19 se sometieron al mismo proceso por el que pasan todas las vacunas en los EE. UU. 

PREVENCIÓN DE LA PROPAGACIÓN DEL COVID-19 

1. ¿Cómo podemos reducir nuestro riesgo de contraer COVID-19? 

Ten en cuenta que, aunque el riesgo nunca se puede eliminar por completo, todo lo que cada uno de nosotros haga para reducir la exposición y la propagación puede ayudarnos a vencer este virus. 

Para reducir tu riesgo de contraer COVID-19: 

  • Sigue usando tu mascarilla sobre tu nariz y boca. Se ha descubierto que colocar una máscara desechable debajo de una máscara de tela es tan efectivo como usar una máscara N95, siempre que las uses correctamente, cubriendo completamente la nariz y la boca. Eso significa que no deberías sentir una brisa debajo de la nariz y tus anteojos no deberían empañarse. 

  • Mantiene una distancia social de al menos seis pies de los demás, socializa al aire libre donde haya más ventilación y evita las multitudes y las áreas cerradas donde estas gotas pueden flotar y acumularse. 

  • Lávate las manos con frecuencia con jabón durante al menos 20 segundos, porque el jabón destruye el virus en 20 segundos. 

  • La vacunación también reduce el riesgo de contraer COVID-19. 

ANTECEDENTES 

1. ¿Qué es COVID-19? 

Es una enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2, que es un tipo de coronavirus. Los coronavirus son un grupo de virus cubiertos de pequeños picos de proteínas que parecen una corona. Hay cientos de coronavirus, pero solo siete de ellos pueden infectar a los humanos y causar enfermedades. 

2. ¿Cómo se transmite COVID-19? 

Se cree que los coronavirus se transmiten con mayor frecuencia a través de gotitas respiratorias. Aunque el virus puede sobrevivir durante un corto período de tiempo en algunas superficies, es poco probable que se propague a partir de productos o embalajes de correo nacionales o internacionales. Sin embargo, es posible que las personas contraigan COVID-19 al tocar algo como una superficie u objeto que tenga el virus y luego tocarse la nariz, la boca o los ojos. Pero no se cree que esta sea la forma principal de propagación del virus. 

La superpropagación se produce en espacios interiores mal ventilados, lo que facilita la propagación del virus a distancias más largas y en períodos de tiempo más cortos. Los CDC han advertido que evitemos los espacios cerrados, los lugares abarrotados y el contacto cercano. 

3. ¿Cuál es el impacto en la comunidad? 

Más de medio millón de vidas se han perdido en los EE. UU. debido a esta pandemia, lo que significa que aproximadamente 1 de cada 3 de nosotras hemos perdido a alguien a causa de este virus. Nuestras comunidades continúan soportando de manera desproporcionada la peor parte de la pandemia. Los latinos o hispanos infectados con COVID-19 somos hospitalizados tres veces más que nuestros homólogos blancos y morimos al doble. Las personas negras y latinas son más vulnerables al COVID-19 debido a un menor acceso a la atención médica y una mayor prevalencia de problemas existentes como hipertensión, obesidad, diabetes y enfermedades pulmonares, que son indicadores de las desigualdades estructurales que experimentan nuestras comunidades en nuestros sistemas de atención médica. 

4. ¿Qué hacen las vacunas? 

Las vacunas le enseñan a tu sistema inmunológico cómo responder y combatir patógenos, como bacterias, virus y toxinas, si estas infectado por ellos. Tu sistema inmunológico hace esto de forma natural, pero una vacuna puede ayudar a tu cuerpo a estar listo para combatir una infección sin causar la enfermedad o ponerte en riesgo de complicaciones. Las vacunas contra el COVID-19 permiten que tu sistema inmunológico reconozca el virus si ingresa a tu cuerpo para que pueda combatirlo. 

5. ¿Cuáles son las consideraciones para las comunidades de in/migrantes? 

Las comunidades de in/migrantes enfrentan serias barreras legales, financieras y estructurales para acceder a la atención médica en este país. Sabemos que este ambiente hostil ha hecho que las comunidades de in/migrantes sean aún más reacias a buscar los servicios que necesitan para sí mismos y sus hijos por temor a que pueda haber consecuencias negativas relacionadas con la in/migración. 

Queremos enfatizar que, aunque estas barreras permanecen, el gobierno federal ha hecho que la vacuna sea gratuita para todos, independientemente de la cobertura de seguro o el estatus migratorio. Además, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) se ha comprometido a no realizar ninguna actividad de aplicación de la ley migratoria en o cerca de los sitios o clínicas de distribución de vacunas. Mas aun, los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE. UU. (USCIS, por sus siglas en inglés) han aclarado que no considerarán las pruebas, el tratamiento o la atención preventiva, incluidas las vacunas, relacionadas con COVID-19, como parte de la determinación de inadmisibilidad de la carga pública. 

6. ¿Cuáles son las consideraciones para las personas embarazadas y en período de lactancia? 

Con base en el conocimiento de cómo funcionan las vacunas contra el COVID-19, los expertos creen que es poco probable que representen algún riesgo para las personas embarazadas o los bebés que amamantan. Los expertos recomiendan que la persona embarazada consulte a su médico al tomar esta decisión. 

*En Latina Institute, valoramos la autonomía de nuestras comunidades. Queremos reconocer que el miedo y la desconfianza en nuestras comunidades no se trata simplemente de estas vacunas. Tiene sus raíces en el conocimiento de que nuestras comunidades de color históricamente han experimentado discriminación y las autoridades de salud pública las han privado una y otra vez de su voluntad, lo que incluye ser engañadas sobre tratamientos, dadas atención deficiente y utilizadas en experimentos sin su conocimiento o consentimiento. Esto ha cultivado un clima de duda y sospecha en torno a los esfuerzos de salud pública en muchas comunidades latinas/xs, negras, indígenas y otras comunidades de color. No es nuestro papel en Latina Institute decirte si debes vacunarte. Nuestro objetivo es brindarte información precisa para que puedas decidirlo por ti misma. Reconocemos que las personas son los mejores agentes para decidir qué atención recibir para sí mismas y sus familias, y esto también se aplica a las vacunas contra el COVID-19.